Diseño del blog y montaje de imágenes/ fotografias y videos : Mar Buelga. Textos: Olga María Ramos y colaborador@s

miércoles, 16 de octubre de 2013

RESCATANDO UNA ENTREVISTA

En un rincón perdido del disco duro he encontrado esta entrevista que, sobre mi madre, me hizo Tomás Galindo. Por la interesante investigación que este gran profesional de la radio hizo de Olga Ramos, opino que merece la pena traerla al blog para su mayor difusión. Pocos profesionales se lo curran tanto.


TG -Seguro que usted tiene una foto del abuelo, ese militar de bigotes retorcidos que, a pesar de ejercer de probo paterfamilias, permitió que su hija estudiara para artista en vez de para maestra o taquimeca ¿Qué tal fue la relación entre la hija y el padre?
Don Francisco Ramos

 OMR -Teniendo en cuenta lo serio y estricto que era mi abuelo y lo revoltosa y creativa que era mi madre... la relación debió ser difícil pero, mi madre tenía mucho encanto para convencer. Y, además, obtuvo buenísimas calificaciones en sus estudios de violín. Supongo que se ganó a pulso ser artista.

 TG -Lo he preguntado así imaginando que la madre, que era una señora que cantaba muy bien, y que también iba para artista antes de lo del militar del mostacho, ella estaría muy ilusionada ¿no?

Dña. María Sanguino
 OMR -Mi madre fue artista desde que nació y persiguió su sueño
Olga Ramos en 1937. Periódico
deportivo MARCA

 TG -¿Se podría imaginar el yayo que su virtuosa hija un día sería la reina del cuplé?

OMR -Yo creo que mi abuelo imaginaba que su hija podría llegar a donde quisiera sin embargo la animó a que estudiara un instrumento con el argumento: "El canto es efímero Olga" cuando mi madre lo contaba, solía comentar: "Y voy a morir cantando"


 TG -Vaya celebración la del dieciocho cumpleaños de Olga Ramos, esa sí que fue sonada. Coincidió con el "glorioso alzamiento nacional" del que iba para generalísimo ¿Cómo se capea una guerra con el violín a cuestas? ¿Contaba muchas hazañas bélicas?
OMR -Para mi madre como para tantos jóvenes, aquello truncó muchos de sus sueños. El cine Bilbao fue su primer contrato.

                   

Fachada del Cine Bilbao en la actualidad
Allí amenizaba con una pianista los descansos entre sesión y sesión. Siguió estudiando violín entre los sobresaltos de los bombardeos. ¡Cuantas veces tuvo que refugiarse en el sótano de la pollería de Sagasta! Excepto esto del refugio, mi madre prefirió olvidar aquel horror y no hablaba de la guerra
TG -En aquella época los militares con bigote imponían mucho, usted se libró de ello ¿la animaban en casa a emprender carrera musical? Porque tiene usted un hermano "Sabandeño", otro con las manos en la musa.
OMR -Ja, ja... ese sabandeño es de otra Olga Ramos. Cuando murió mi madre, Haro Tecglen escribió un precioso artículo dedicado a mi madre pero también dijo que mi madre tenía un hijo "sabandeño" (También aseguraban en ese escrito que yo era periodista. Estos son los peligros de no contrastar las informaciones en Internet) Yo no le dí mucha importancia pero el "sabandeño" exigió bastante enfadado que quedara claro que él de quien era hijo era de la cantante canaria Olga Ramos... jajaja

Eduardo Haro Tecglen

 TG -Tocaba con su cuarteto en las películas mudas, poniendo la música para seguir la cinta que echaban (entonces la gente iba al cine a ver qué cinta echaban, así decían) y allí conoció al Cipri, que no se llamaba Cipriano, sino Enrique Ramírez de Gamboa, y matrimoniaron ¿comían muchas perdices?
OMR -Tocaba en el cine Bilbao con una pianista a mediados los 30' y a mi padre lo conoció en los años 40' en el café Universal de la Puerta del Sol. Fueron tiempos felices y difíciles, de forma que, metafóricamente, comieron muchas perdices aunque pocas hubieron en el plato.

Fachada del Gran Café Universal. ©Foto Videa/Archivo Olga María Ramos


 TG -Dos personas, Magda Martín, que tampoco se llamaba Fortunata, su pianista, y el Cipri, su marido. La compañera de al lado y el compañero de detrás. ¿Eran muy importantes para ella? ¿Se imagina cómo habría sido todo sin estas dos personas?
Magda Martín (Fortunata) y Enrique Ramírez de Gamboa ("El Cipri")
en una de sus actuaciones en este caso en el Café Varela

Olga Ramos y su violín
OMR -Magda Martín fue una excelente pianista pero de ella podría haber prescindido. Mi padre fue fundamental en su vida. De él no hubiera podido prescindir
Olga y Cipri

 TG -Y además empresaria. Que supongo que para una artista eso de ser empresaria y andar a vueltas con que si hay que pagar la seguridad social, y contratar un camarero, y cambiar las bombillas y comprar Fairy y que traigan más sifón que hacemos corto... ¿cómo lo llevaba? Porque lo de ser empresaria también era vocacional, ya que bien pronto fue ella la que montó su propia orquesta con la que anduvo por los cafés cantantes de media España

Y, ¿ Qué os parecería ver a Olga Ramos en esta época?
Concretamente en el año 1958, en una de las secuencias de la éxitosa pelicula: "El pisito" dirigida por Marco Ferreri e Isidoro M. Ferry y protagonizada por José Luis López Vázquez, Mary Carrillo y Concha López Silva.



                          
 
OMR -De manera fortuita Las Noches del cuplé fue a parar a sus manos.
Fachada del desparecido Local : Las noches del cuplé

Se hizo empresaria sin pretenderlo. Aquello fue un quebradero de cabeza para ella. En ese momento mi colaboración fue imprescindible. Creo que no hubiera podido mantener esa empresa sin mi ayuda. Alguien dijo: Tenemos que agradecer a Olga María el haber podido disfrutar de Olga Ramos muchos más años (se refería al apoyo del escenario. Yo era como su descanso al compartir el espectáculo en esos últimos años. A ver, ella no me necesitaba artísticamente hablando, pero sus fuerzas ya no eran las mismas y ahí estaba yo para acompañarla, atenderla, mimarla, admirarla…)

                           

¿Verdad que os gustaría ver a Olga Ramos e incluso al propio Cipri en el Local de las Noches del cuplé?, Aquí os dejamos con un par de grabaciones  en donde podréis disfrutar de Olga Ramos, su arte y del amor de una pareja maravillosa. 

                            

                     

TG -Sólo falta que me diga que además era ama de casa... ¿sí?
OMR -Lo era y, además, excelente cocinera. Eso es de familia.

La Fornarina. Retrato Antonio Esplugas
Fotografía dedicada que reposa en el museo de Olga Ramos
TG -Dijo una vez Olga: "El cuplé es una cosa muy difícil, y hasta que lo cantamos nosotras eran unas letras hermosas pero muy monótonas. Nosotras le dimos una dimensión, la profundidad que hizo que traspasara las candilejas y llegara al corazón. Nosotras empezamos a interpretar un cuplé teatral que hacía llorar".Porque no son muchas las cupletistas famosas por su talento, parece que el género abundaba más en mozas garridas que en artistas, y de ahí que destacaran Raquel Meller o la Fornarina y luego la propias Lilián de Celis y Sara Montiel, precisamente por salirse de lo habitual que era la chica mona justita de voz y picardía. Y el espectador medio tampoco se significaba por su agudeza intelectual, bastante hacía con penetrar en la doble intención de las canciones... y entonces llega Olga y descubre otra interpretación ¿Realmente somos conscientes de esa redimensión de la que dotó al cuplé?
(Veamos algunos de los diferentes registros de "La Ramos". ¿Fue o no una "reinventora" del género?) 

                                                                                                                


Lilián de Celis
OMR -Estoy algo sorprendida por estas declaraciones que no dudo que figurarán por algún lado pero que no se ajustan en buena parte a la realidad. A veces, los periodistas tergiversan las palabras del entrevistado. Mi madre jamás dijo que el espectador medio no se significaba por su agudeza intelectual ya que, por el contrario, siempre pensó que aquellos autores componían para un público muy inteligente capaz de descubrir la más sutil de las picardías. Hablar en primera persona del plural fue un gesto muy generoso por su parte porque también se refería a mí. Las afirmaciones sobre Fornarina y Raquel Meller son ciertas. Incluir a Lilián de Celis en esa opinión favorable no fue cosa suya ya que, cuando alguna colega no le convencía, prefería callar.

 Y hablando de Sara Montiel, siempre hubo entre ellas un clima de respeto, aunque mi madre concebía otra forma de cantar cuplé.
Sara Montiel

 En cuanto a que Olga Ramos se "reinventó" el cuplé es algo que muchos le han reconocido. De hecho, nadie la ha olvidado, excepto los medios canallas que ahora viven de las miserias de los mediocres

 TG -He dicho que descubrió otra interpretación del cuplé, pero lo hago desde el convencimiento de que antes, descubrió otro oyente del cuplé, otro espectador, alguien a quien le sabía a poco la interpretación adocenada y la canción de tonos bastos y necesitaba esa picardía elegante, esa sorna fina. ¿Aún hay de esos oyentes?
 OMR -El que acude a escuchar cuplé, ya demuestra una sensibilidad y un gusto fuera de lo común. Sí, aún hay esos oyentes y espero que siempre rechacen las “falsificaciones”
 TG -Hablemos de canciones ¿tenía favoritas? ¿Cuáles? ¿Qué música no soportaba y qué otra le habría gustado cantar y no era "lo suyo"?
OMR -Mi madre tenía una voz preciosa, modulada, aterciopelada. Cantaba muy bien el cuplé, como sabes, pero también interpretó zarzuela o boleros. Le gustaba todo tipo de música que le pareciese buena. Además de adorar la mencionada zarzuela, le encantaba la voz de Elvis Presley y el estilo de Michael Jackson cuando bailaba.

Veamos a estos dos artistas: 

                                    
                       

En cuanto a su cuplé preferido, si alguien se lo preguntaban, respondía: "Todos me gustan porque hasta al más insignificante le saco partido.
Olga Ramos y Álvarez del Manzano
 TG -El alcalde Álvarez del Manzano hablando de su extinto local de la calle de la Palma dijo: ...es "injusto que haya que ver enfrentados tradición y modernidad, cuando una ciudad puede conservar su historia y ser moderna al mismo tiempo" ¿Esto podríamos extrapolarlo a lo musical y decir que deberíamos conservar esta música pasada de moda con igual cariño?

 OMR -Son palabras muy ciertas, yo se lo he escuchado decir en varias ocasiones. Sin embargo, Olga Ramos perdió su local cuando él era alcalde... ¿Por qué no lo evitó? En cuanto a conservar, en concreto el cuplé, es algo por lo que lucho continuamente. Pienso que de no ser por mí, el cuplé estaría en el más completo de los olvidos.

Olga María Ramos. Cupletista y cupletóloga. ©LLaneza Photo

No creo que haya nadie en este planeta que se dedique con tanto entusiasmo a preservarlo, investigarlo e interpretarlo, no sólo como cupletista sino como "cupletóloga" y no tengo apoyos pese a que ambos (el cuplé y yo) somos una "especie en extinción". Al finalizar mis Master Class (conferencias cantadas) siempre ruego que, al igual que hay una cátedra de flamencología, se instaure la “Olga Ramos” de Cupletología.

Olga María Ramos durante una conferencia impartida en la Biblioteca Nacional
de España.©Llaneza Photo



Olga María Ramos. "La que más sabe" interpretando "El Pichi"
Foto: ©Maribel Torres Roldán
Será la única forma de que me anime a enseñar este difícil género en el que soy “la que más sabe” (La modestia es la vanidad de los mediocres, sic: Álvaro Retana)

Álvaro Retana. ©Biblioteca Nacional
 TG - ¿Se puede convencer a los modernos para que oigan el cuplé o es una tarea ímproba y el cuplé va a quedar para la historia como la zarzuela o la ópera o el canto gregoriano, cosa de gente rarita?
OMR -Los jóvenes se enamoran de MI cuplé y digo los jóvenes porque parece que son lo más alejado de este género. Si el cuplé queda para la historia junto a la zarzuela, la ópera o el canto gregoriano, estaría encantada. Las minorías siempre son más exquisitas
 TG -Dice usted: "Ella era la madrina de los puestos navideños de la Plaza Mayor, y desde la época del alcalde Enrique Tierno Galván, se ha llevado bien con todos los alcaldes, de todo signo, ella decía que su partido político era Madrid" Entiendo que no ejercía una significación política y supongo que le daría brea a cualquiera que hiciera algo que no le gustara, sin fijarse en siglas ¿no? ¿O tenía querencias al respecto?

Älvarez del Manzano y Olga Ramos
OMR -Mi madre era alérgica a la política. Pero de verdad, no era una postura, era una convicción. Tenía amigos en todas partes. Nunca se preguntó de qué idea política era el que tenía enfrente. Dejó de ser Madrina de los puestos navideños de la Plaza Mayor (tras más de 20 años y varios alcaldes) al llegar Alberto Ruíz Gallardón que terminó con la tradición.

¿Verdad que os encantaría, ver como eran esos días navideños y la inauguración de los puestos de la plaza mayor?, ¿Si?, Pues aquí podemos verlo. ¿No es maravilloso poder trasladarnos en el tiempo?              

                        

TG -Nena, su perrita, siempre fiel, fue a despedirse en sueños de su madre...

Nena
OMR -Sí, de aquello fui testigo directo. Mi madre adoraba a sus perritos. Solía decir: "Al que no le gustan los animales, no sabe del placer que se priva".

Paloma San Basilio
TG -Decía de ella Paloma San Basilio "Ella tenía la chispa que enciende la mecha" Eso no lo hace el arte, lo hce el carácter ¿Qué carácter tenía Olga, aparte del que ya le suponemos de persona de gran humor?
OMR -El carácter sin arte no basta, pero sí es cierto que mi madre tenía carácter, pero también era cariñosa y generosa aunque muy controladora y perfeccionista.
TG -Dijeron de ella Sarita Montiel: "Fue una gran cantante de cuplés, pero también de canción española y, por supuesto, de chotis" y Concha Velasco: Fue capaz de... "mantener el cuplé vivo en un momento en el que era, casi, desconocido para el gran público" Vemos en la trayectoria de su madre un gran amor por el cuplé, cuando por ser una gran violinista, una gran música, podría haberse dedicado a otros géneros más apetecibles y con los que quizá habría vivido mejor, pero prefirió convivir con el cuplé ¿Era amor, obsesión o una simple elección en el sentido de "yo valgo y he nacido para esto y uno ha de hacer lo que mejor sabe hacer"?
Sara Montiel, Camilo José Cela y Concha Velasco
 OMR -El cuplé tuvo una gran suerte cuando, a finales de los 60, Olga Ramos lo rescató del olvido. En ella adquirió una nueva dimensión. De ella dijo Paco Umbral: Olga Ramos le pone a cada cuplé un pie de página. Y Camilo José Cela afirmó: Olga Ramos hace presente el pasado.






Sorozabal, al verla en su faceta de violinista comentó: Esta mujer debiera dedicarse sólo al violín.
Pablo Sorozabal
En su vida profesional, Olga Ramos combino canto y violín y abordó los estilos que estaban de moda.


                                                                  

Lo del cuplé fue, como he dicho a partir de los 60’ y a él llegó de forma casual aunque se lo escuchara a su madre que cantaba como los ángeles. Luego, de él se enamoró y le fue fiel hasta el final.
TG -Expláyese ¿qué nos hemos dejado en el tintero acerca de su madre que deberíamos conocer?

OMR -Reconozco que ha sido una entrevista exhaustiva y muy bien documentada. Quedan cosas pero son privadas y me las guardo para mí…
              
                         
                            Aunque hace ocho años que Olga Ramos nos dejó, ni un solo minuto pasa sin que
                           Olga María , su hija y heredera la recuerde arriba y abajo del escenario.
                                ¡Gracias,gracias, gracias!

2 comentarios:

  1. Soy Mexicano, y en 1991 Viaje a España y tuve la oportunidad de ir una noche a "Las Noches del Cuplé" y conocer y disfrutar a la GRANDIOSA e IRREPETIBLE OLGA RAMOS y a su excelente Pianista MAGDALENA MARTIN "FORTUNATA" esa noche me dedicaron y autografiaron un ROLLO e PIANOLA (ROSA DE MADRID) que compre en "El Rastro" de Madrid, que conservo con mucho cariño. Escuchar a OLGA fue una Grata experiencia, y me hizo recordad a mi extrañada Abuela ANA MARIA EE LA BARRERA

    ResponderEliminar
  2. Mi abuela cantaba EL MORRONGO y LOS AMORÍOS DE ANA, esa noche OLGA RAMOS me hizo recordarla, tengo todos sus discos en "acetato(33rpm) como CDs que compre en "El Corte Ingles" esto fue en 1991,, Colecciono rollos de Pianola, y tengo muchísimos cuples, soy Mexicano y vivo en la Ciudad de México.

    ResponderEliminar