Diseño del blog y montaje de imágenes/ fotografias y videos : Mar Buelga. Textos: Olga María Ramos y colaborador@s

jueves, 7 de febrero de 2013

¿POR QUÉ GARDEL? PORQUE SE LO MERECE… (2)


Lo prometido es deuda, disfrutemos de la inolvidable escena del tango que baila Al Pacino con Gabrielle Anward en 
“Perfume de mujer”  

                                    


El 12 de Septiembre de ese mismo año Gardel se embarca hacia París, le acompañaban sus guitarristas (José Ricardo, Guillermo Barbieri, José María Aguilar) su manager Luis Gaspar Pierotti y su chofer Antonio Sumage. Cuentan que Gardel prefería para cantar sus guitarras a las grandes orquestas. 



El 2 de octubre debuta en el cabaret "Florida", interviene en otro festival y tras cantar en diversas salas se marcha a Cannes. Le gustaba vestir de smoking pero no desdeñaba el típico traje gaucho. Antes de regresar a Buenos Aires, pasan por Barcelona y Madrid, esta vez con enorme éxito. 

  “MILONGA SENTIMENTAL”

                                     

 Una vez en Argentina Gardel, trabajador incansable, inicia un gran número de presentaciones en teatro y radio así como nuevas grabaciones. En su afán de perfección, estudia y ensaya sin descanso. También cuida su imagen, practicando deporte. Europa le reclama y el 6 de diciembre de 1930 se embarca en el Conte Rosso. 

Actuación de Carlos Gardel en el Empire (París)
Publicidad de las actuaciones de Carlos Gardel en el Palace y en el Empire
  En París canta en el "Empire"; en mayo de 1931 realiza una breve temporada en el teatro "Palace", como estrella de una compañía de revistas en la que cantaba Jean Sablon, y parte hacia Niza, contratado por el "Palais de la Mediterranée". Allí conoce a Charles Chaplin y surge entre ellos una relación afectuosa y duradera. En las cercanías de París filma Luces de Buenos Aires. Luego, tres películas más, Espérame, La casa es seria y Melodía de arrabal, esta última con Imperio Argentina. Los argumentos y las canciones son de Alfredo Le Pera, un periodista argentino de origen ítalo-brasileño radicado en París. Produce las películas la compañía norteamericana Paramount y el éxito es resonante en todo el mercado hispano. Una de las mejores interpretaciones de Carlos Gardel fue, sin duda “Silencio” de la película “Melodía de arrabal" 

   


SILENCIO  

“Silencio en la noche, ya todo está en calma, 
el músculo duerme, la ambición descansa.
Silencio. Partitura con la imagen de Gardel
Meciendo una cuna, una madre canta, 
un canto querido que llega hasta el alma 
porque en esa cuna esta su esperanza 
Eran cinco hermanos, ella era una santa, 
eran cinco besos que cada mañana, 
rozaban muy tiernos las sedas de plata 
de esa viejecita de canas muy blancas. 
Eran cinco hijos que al taller marchaban. 
Silencio en la noche, ya todo está en calma, 
el musculo duerme, la ambición trabaja. 
Un clarin se oye...peligra la patria 
y al grito de: Guerra! los hombres se matan... 
cubriendo de sangre los campos de Francia. 
Hoy todo ha pasado, florecen las plantas, 
un himno a la vida los arados cantan. 
 Y la viejecita de canas muy blancas, 
se quedo muy sola... 
con cinco medallas que por cinco heroes, 
la premio la patria. 
Silencio en la noche, ya todo está en calma, 
el musculo duerme, la ambición descansa. 
Un coro lejano de madres que cantan 
mecen en sus cunas nuevas esperanzas... 
Silencio en la noche... silencio en las almas. 



 “Silencio fue uno de los tangos preferidos de mi madre… Olga Ramos fue un gran concertista de violín, instrumento al que “hacía hablar”. 


En honor a Carlos Gardel, escuchen este excelente popourrit de tangos al que nuestra amiga Mar Buelga ha puesto imágenes… 

video







En el film Luces de Buenos Aires, que hoy os regalamos completo, canta Tomo y ombligo y ocurre lo que se convertiría en algo habitual. Los espectadores, entusiasmados, reclaman un bis y se ha de rebobinar la película para calmar al público. Gardel, tras el éxito de sus películas con la Paramount, aspira a convalidar su fama en los Estados Unidos en 1.931 se va a Nueva York donde canta respaldado por una gran orquesta. A raíz de su triunfo, le llegan nuevas ofertas cinematográficas que él mismo negocia consiguiendo que le paguen lo que considera que merece. En Long Island rueda en 1934 la que, dicen, sería su mejor película: Cuesta abajo, después viene El tango en Broadway, un año más tarde protagoniza El día que me quieras, Tango bar y "Cazadores de estrellas". 
 


Epílogo de la vida de Gardel en el siguiente capítulo…





No hay comentarios:

Publicar un comentario