Diseño del blog y montaje de imágenes/ fotografias y videos : Mar Buelga. Textos: Olga María Ramos y colaborador@s

lunes, 7 de enero de 2013

LA BELLA CHELITO. Primera parte

A ver, si os digo que hoy os hablaré de la Reina de la sicalipsis ¿a quién me estaré refiriendo?  Seguro que más de uno dirá: ¡La Bella Chelito! Pues sí, ella será nuestra siguiente protagonista.

Consuelo Portella, que sería conocida como La Bella Chelito, nació cubana por casualidad y es que su papá, capitán de la Guardia Civil, había sido destinado a la bella isla caribeña. Fue en 1.886  y en la localidad de Placetas, muy cerca de la Habana, donde Consuelín llegó al mundo. Pasó su infancia entre rumbas y danzones hasta que un buen día, la familia, regresó a Madrid.



Muy pronto la niña empezó a demostrar sus dotes artísticas en las cachupinadas  que sus padres organizaban en su domicilio de la Calle de Barbieri. Entre los asistentes se contaban tres jóvenes: Ramón Gómez de la Serna, Ramiro de Maetzú y Pepito Martínez Ruíz, Azorín. 

Ramón Gómez de la Serna
Juan Ruiz Azorín









Ramiro de Maetzu

Al morir su padre y mermarse los ingresos, Azorín le consiguió un contrato para el París Salón donde debutó con apenas 14 años utilizando el sobrenombre de “Ideal Chelito”. –vamos a escuchar su voz en una muy antigua grabación

Del CD EL ARTE DEL CUPLÉ PISTA 10 “PALAFOX 22”






video

 
En 1.905, había pasado a denominarse la “Bella Chelito” y bajo ese nombre empezó a ser reconocida como primera figura.

Su madre, Doña Antonia (a la que llamaban “La Romanones”) se convirtió en su consejera, representante, administradora  y una muy peculiar cancerbera pues, mientras vigilaba con celo a su hija provocaba, con malicia, dudas en cuanto a la posibilidad de que, “precisamente aquella noche, La Chelito, dejaría caer su mantón...” (estrategias del marketing, supongo)
Es frecuente que a la Chelito se la relacione con el cuplé “La Pulga”

Os invito a disfrutar con un simpático vídeo que con mi voz ha realizado un joven que se esconde bajo el seudónimo “El Rey del cuplé”  (es tolerado, por lo que, si tenéis niños, se pueden divertir mucho con esta “Pulga sabia” compuesta a principios de los 60’ por el maestro Monreal y así, se van acostumbrando a escuchar cuplé)


Por supuesto que  la Chelito lo cantaba, como el resto de sus colegas, pero en lo que realmente destacó fue en su inconfundible manera de bailar la rumba y el danzón.
De ella dijo el escritor Díaz de Quijano:
“La Chelito parecía una suave borla de plumas, era voluptuosa   delicada e insinuante.”

Aquí tenéis a mi querida Ileana Ros poniendo imagen a La rumba del amor. La sensual voz es de, mi también amiga, Blanca Villa.


                      

Quizás el éxito de la Chelito en aquellos años fue aquella mezcla de atrevida  ingenuidad. Parece ser que, al principio, la Chelito desconocía la doble intención de algunos cuplés muy picarescos, muy psicalípticos…  Por cierto, ¿alguien recuerda que significa SICALÍPSIS?

Según el diccionario  Larrousse, Sicalipsis equivale a pornografía; la R.A.E. nos indica que Sicalipsis, viene del griego σκον, higo y λειψις, acción de untar, frotar) con el significado: Malicia sexual, picardía erótica.

En fin, sin pretender enmendarles la plana,  he aquí mi pequeña investigación: Parece ser que lo de sicalipsis se debió al error que sufrió un empresario Barcelonés que, en lugar de poner en un cartel apocalipsis, puso sicalipsis. Otra versión es que,  a unas bailarinas que danzaban con gran frenesí,  se las calificó como sicalípticas en lugar de epilépticas.
La primera vez en que oficialmente se utilizó esta palabra, fue en la obra de Jerónimo Giménez “Enseñanza Libre”, estrenada en Diciembre de 1.901.
Un año después se declaró al Eslava “Templo mayor de la sicalipsis”.




El cuplé sicalíptico tuvo su máximo esplendor desde 1.907 a 1.910 y empezó a declinar cuando se puso de moda el cuplé más sentimental.

La verdad es que mucho de los cuplés picarescos que recordamos se deben al rescate que de ellos hizo mi mami ¿Qué tal si escuchamos a Olga Ramos cantando una picardía?


Olga Ramos jamás fue censurada, sin duda, por su forma finolis e inteligente de cantar la picardía.
La Regadera, La llave o este pulverizador que acabamos de escuchar son cuplés de doble intención, auténticas piezas maestras de la picardía que muestran la habilidad de unos autores que, con genialidad,  le hacían quites  a la censura.



Mas volvamos con La Chelito
Su presentación en el Trianón-Palace de Madrid fue apoteósica. En cada función se agotaban las localidades. Fue entonces cuando Dª Antonia,  que seguía con sus quiméricos sueños empresariales,  consiguió para su hija el Salón Madrid que se ubicaba en la calle de Cedaceros; me refiero al antiguo Cine Bogart.  Aún existe  el edificio que, además de Cine Bogart, fue Cine Panorama  
Cine Bogart. Cerrado a cal y canto.¡Una pena!





¿Qué tal si vemos a la guapísima Sarita Montiel cantando otro cuplé que nos habla de otro insecto?.



En la próxima entrada,  hablaremos de los tiempos en la que La Reina de la Rumba, también fue La Reina del Chantecler

No hay comentarios:

Publicar un comentario